Cerdo agridulce con piña y setas

Un clásico de la gastronomía China y que en sus restaurantes no suele faltar es el cerdo agridulce, podemos prepararlo en casa porque no es muy difícil y sorprender a la familia o amigos con un plato diferente. Para hacerlo necesitamos: para 2-3 personas
lomo de cerdo, pueden ser filetes ( yo puse 4 filetes) o trozos no muy grandes.
Setas sitake o la variedad que queráis 200g
1/2 cebolla
1/4 de pimiento rojo
1 rodaja de piña natural o un bote pequeño de piña en su jugo
4 cucharadas de salsa de soja
1 cucharada de ketchup 
El zumo de 1/2 limón o jugo de piña si usas un bote
1 cucharada de miel
Un chorrito de vino blanco
1 diente de ajo
Sal, pimienta, azúcar, harina, maicena y agua.
En una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva, mientras se calienta pelamos y picamos el ajo, lo echamos a la sartén y cuando empiece a dorarse añadimos las setas cortadas en trozos no muy pequeños. Cocinamos unos diez minutos y reservamos.
Cortamos los filetes o el trozo de lomo en trocitos también como las setas. En un cuenco preparamos una pasta con 1/2 cucharada de maicena y 2 cucharadas de harina, añadimos un chorrito de agua como para que la masa no quede ni muy ligera ni muy espesa. Salamos la carne no mucho y la ponemos dentro del bol con la masa.
En una sartén ponemos abundante aceite, como un dedo de fondo, cuando esté caliente vamos echando trozos de carne y los doramos. Sacamos y reservamos.
En un cazo pequeño vamos a preparar la salsa agridulce, echamos la soja, el ketchup, el zumo, la miel y el vino blanco. Reducimos unos 3 minutos a fuego medio, comprobamos si hay que añadir sal o azúcar. El sabor en este momento no será muy rico pero al añadirlo al resto de ingredientes mejorara.
En un wook ponemos un chorrito de aceite de oliva y sofreímos la cebolla y el pimiento cortado en trozos del tamaño de la carne. Añadimos la piña en trozos del mismo tamaño. Ahora juntamos todos los ingredientes reservados y un poco de agua. Dejamos cocinar 2 minutos más y servimos.

Pan relleno de huevo con niscalos y chorizo


Es temporada de setas y como este año parece que hay bastantes, algún amigo te termina dando algunas de las que ha cogido. Por lo menos yo he tenido esa suerte :)

Nos regalaron dos boletus edulis que puse al ajillo 


Estaban buenísimos!!

Otras de las setas que nos regalaron fueron los niscalos y estos también los hice al ajillo pero con un poco de guindilla


Una vez que los tienes cocinados se pueden añadir a otros platos y yo me guardé unos pocos para hacerme esta tapa.


Ingredientes: unos niscalos al ajillo, una rebanada gruesa de pan con mucha miga (en mi caso pan berlinés), un huevo, 4 rodajas de chorizo de sarta.

Hacemos un agujero en la miga de la rebanada de pan y lo reservamos. Calentamos una  sartén anti adherente y ponemos la rebanada de pan sin la miga del centro, echamos un poco de aceite en el centro del pan y cascamos el huevo poniéndolo en el interior del pan. Echamos una pizca de sal al huevo y dejamos cocinar un poco. Con ayuda de una espátula damos la vuelta al pan con el huevo con mucho cuidado, dejamos cocinar otro poco. Sacamos el pan con el huevo a un plato. Salteamos las setas con el chorizo un poco y lo echamos encima del pan. Servimos acompañado de la miga que quitamos al principio. 


Pan Berlinés



Ingredientes

Harina de cereales mixtos: 1 kg (yo he usado harina de espelta, harina de arroz, harina de trigo integral, harina de fuerza y salvado de avena. Las proporciones a ojo hasta completar 1 kilo)
Agua 650 ml
Levadura de panadero seca 2 sobres
Azúcar 10 g
Sal 25 g

Vierte la harina sobre una superficie de trabajo y forma un volcán; en el centro, disolver la levadura con el azúcar y un poco de agua. Cuando la levadura esté disuelta, añadir el resto de ingredientes.
Amasar enérgicamente hasta obtener una masa lisa y elástica.
Dejarla fermentar 50 minutos tapada con un film transparente.
Dividir la masa en cuatro panes redondeados de igual tamaño. Colocarlos en una bandeja de horno forrada y fermentar tapados otros 60 minutos.
Precalentar el horno a 220C diez minutos antes de meter el pan. Colocar un recipiente con agua en el fondo del horno.
Espolvorear con harina los panes. Meter en el horno y a los 5 minutos bajar la temperatura a 200C. 
Cocer 30 minutos más aproximadamente. Sacarlos y enfriar sobre una rejilla.

Beetroot chocolate cake


Si traducís el nombre de este bizcocho puede que penséis en no hacerle porque uno de sus ingredientes no es muy normal utilizarlo en un postre. Pero os puedo asegurar, porque lo he probado, que esta delicioso. Y el ingrediente tan poco corriente es la remolacha, es un tubérculo dulce como la zanahoria la cual también se usa para hacer una tarta buenísima. 
Me decidí ha investigar un poco por la red haber si había un postre rico con este producto, ya que me regalaron bastantes remolachas y aunque en ensalada me gusta quería hacer algo distinto, y me sorprendí encontrando varias versiones de tartas. Las hay con queso, una versión de Red Velvet, pero la más abundante es con chocolate. Está en concreto es con chocolate y almendra, la receta original es esta. Yo he variado la cantidad de los ingredientes para hacer uno más pequeño.
Ingredientes:
220g de remolacha cocida, 130g de azúcar moreno, 2 huevos, 50ml de aceite de oliva, 125g de chocolate negro 72%, 1 cucharada de cacao en polvo, 80 g de harina, 1 cucharadita de levadura en polvo, 1/2 cucharadita de bicarbonato, 1 cucharadita de esencia de vainilla, 30 g de almendra molida, un puñadito de almendra fileteada, cobertura de chocolate.

Precalentar el horno a 180C. Preparar un molde pequeño de unos 16cm.
En un bol ponemos el azúcar, el aceite y los huevos, removemos con unas varillas manuales. Incorporamos el cacao y la remolacha triturada como un puré, mezclamos bien. Echamos la esencia de vainilla y el chocolate fundido en el microondas. Mezclamos nuevamente. Tamizamos dentro del bol la harina junto con la levadura y el bicarbonato. Batimos. Por último, echamos las almendras fileteadas esparcidas por encima y no las mezclamos.
Echamos la masa en el molde y lo repartimos. Metemos al horno unos 50-55 minutos, comprobamos con un palillo. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Una vez frío lo bañamos con cobertura de chocolate.