Pastel de manzana y crema fresca

La receta de este pastel la he sacado del libro "Las recetas del comidista" un libro donde encontrareis recetas muy interesantes y que también podéis ver en su antiguo blog Ondakín o en el que ahora escribe para el País El comidista.
La textura de este pastel recuerda un poco a las tartas de queso pero su capa superior la hace muy distinta a las que he provado.
Ingredientes:
Para el relleno;
3-4 manzanas reinetas o golden (unos 750g)
75g de harina
150g de azúcar blanco
una pizca de sal
1 huevo
1 vaina de vainilla o una cucharadita de extracto
240ml de crème fraîche o nata agria
Para la cobertura;
50g de harina
100g de mantequilla muy fría
20g de azúcar blanco
20g de azúcar moreno
1 cucharadita de canela
Preparación:
Precalentar el horno a 180ºC. Mezclar en un bol grande la harina, el azúcar y la sal del relleno. Pelar las manzanas, cortarlas en cuartos y quitarles el corazón. Cortar cada cuarto en 3 partes (o en 2 si son pequeñas), añadirlas a la harina y rebozarlas. Batir el huevo en otro bol y añadirle las semillas de la vaina de vainilla o el extracto. Añadirlo a las manzanas y mezclar. Sumar por último la crema agria y mezclar.

Verter el relleno en un molde de horno previamente engrasado y enharinado.
Hornear unos 40 minutos, hasta que esté dorado. Mientras, poner la harina de la cobertura en un bol. Cortar la mantequilla muy fría, en daditos y añadirla. Unir con la punta de los dedos hasta conseguir una especie de arena gruesa. Añadir el azúcar y la canela y mezclar con los dedos. Mantener en la nevera hasta el momento de esparcirlo por encima del pastel.

Pasados los 40 minutos sacamos el pastel del horno y añadimos la cobertura que tenemos en la nevera extendiendola por todo el pastel. No pasa nada porque esté un poco gruesa, en el horno se repartirá por todo el pastel.
Horneamos 15 minutos más, hasta que forme una costra fina. Dejar reposar al menos una hora.
Se puede servir acompañada de helado o crema inglesa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario